Y otros planes

En principio, cerramos el curso con la presentación del libro de Luis Navarro Intuiciones y otros planes. El jueves, 26 de junio, en la librería Santa Teresa, Luis nos presentó su libro de poemas, leídos a la perfección por Enrique Álvarez Mastache (uno de los autores de La antigua Grecia en el cine, editor en Rema y Vive), y luego, con Jorge Alonso, y como Moonglow, en acústico precioso, nos ofreció un puñado de canciones, propias y ajenas, bellas todas.

Es la primera vez que organizamos alguna cosa en Santa Teresa, en su nueva ubicación de la calle Covadonga desde hace unos meses, que tiene una sede amplia, luminosa, acogedora y con café. Estuvimos bien a gusto y desde ya está en nuestra lista de locales predilectos.

Y volver a colaborar con Luis, con Jorge, con Enrique no puede resultarnos de otro modo que trabajar con amigos, gente inteligente, culta, inquieta y sensible, no puede pedirse más. No puede pedirse más porque ni en nuestros mejores sueños imaginamos que nos regalaran un impermeable azul, que nos gusta más por raído que por famoso.

Y decimos “en principio” porque hasta septiembre no volvíamos, ya próximo curso, pero la vida sigue con sus cosas, que, de un salto, se nos ponen delante, y quizá en agosto, a finales, tal vez, quién sabe…

Gracias por Intuiciones y otros planes, por los libros y por las canciones; por el trabajo con palabras.

Nos vemos pronto.

Fin de curso

Ante la proximidad del fin del curso, mucha gente nos pregunta respecto a los desayunos y el reparto que qué vamos a hacer en verano, que qué vamos a hacer el año que viene o da por supuesto que vamos a seguir.

En verano no vamos a hacer nada. El 19 de junio se acaba el curso y ese día terminan los desayunos. El viernes anterior habrá terminado el reparto. Esta iniciativa nació con la pretensión de ir unida al curso escolar y esa pretensión no ha cambiado. Si se busca seriedad en las acciones de cualquier tipo, no pueden cambiarse sus planteamientos básicos.
Respecto al año que viene, las dos patas de los desayunos y el reparto, es decir, esta página y la asociación Partycipa, nos reuniremos, evaluaremos, hablaremos y decidiremos respecto al curso que viene. Y, una vez celebrada esta reunión, os comentaremos lo que hemos decidido respecto al curso que viene, si seguimos o no y, si seguimos, si las cosas se harán de igual modo o no.

Porque los desayunos no sabemos si seguirán, pero la página, sí. Los desayunos son una iniciativa más de la página, la más política, delicada y exigente, pero la página no son solo los desayunos ni queremos que lo sea.

Estamos haciendo algo que está saliendo francamente bien. Para ello, hay muchísimo trabajo detrás, del que se ve y muchísimo del que no se ve. La materia que tratamos es delicadísima y no pueden tomarse decisiones a la ligera ni dejándose llevar por los sentimientos. Por la delicadeza de la materia, hay cosas que pueden contarse, pero hay otras muchísimas que no. Podremos haber hecho o dicho alguna cosa que quizá pudo no comprenderse y haber metido la pata mil veces, pero sabed que está todo muy pensado y muy trabajado.

Y para concluir con la misma aspiración al rigor es necesario evaluar y para decidir si se continúa es necesario hablar y sopesar.

Nos seguimos viendo, pero, una vez más, muchísimas gracias.